scrivi

Una storia di Gjoe_S

1

La última vez

Vista preliminar internacional: Conoce mi primer cuento, traducido al español

Pubblicato il 16 agosto 2017

Cada referencia a personas o cosas que hayan existido realmente se ha de retener puramente casual.

©Giovanna S. – 2015 - 2017 UUID: 827e24a2-89b9-11e4-a578-9df0ffa51115

A todos los escritores y las escritoras amateurs.

Pequeña autobiografía futurista de una escritora erótica

1 - Las ganas.

2030

Mi marido todavía me lo hacía, es más, él era siempre el mismo: fantasioso, travieso y un poco exhibicionista. Ahora que la casa se había quedado tan vacía y que los chicos ya no estaban, a veces, lo hacía solo, casi a escondidas. Cuando volvía a casa podía pasar que lo encontraba, agachado en cualquier rincón, mientras lo hacía, como si fuera algo de lo que avergonzarse, a sus años. Casi siempre, es verdad, prefería hacerlo conmigo; estaba muy atento a mis exigencias, como en los viejos tiempos. En la cama además resistía incluso una hora. Entonces me hablaba despacito, despacito, después, atrapado por el énfasis, lo hacía en voz alta, casi gritando.

Pero yo quería más…

Quien ha leído anteriormente, en un pasado lejano, algo mío, podría entender, aunque no mucho, e incluso darme la razón.

Lo sé que he pasado los cincuenta hace poco; sé también que soy una mujer afortunada: tengo hijos ya grandes, afectuosos, un poco distantes, es verdad, pero me quieren tantísimo y por mi harían lo que hiciera falta, ¡ se que incluso me adoran!, están convencidos que soy una madre muy inteligente. A veces les he escuchado alardear delante de sus amigos, de mi cultura… incluso estando convencida que ellos no saben nada de mí, quiero decir: de aquello que había sido en mi segunda vida.

¡y menos mal sino me moriría!

Nunca jamás tendrán que saber que su madre, ya con el culo un poco gordo; ella, tan buena cocinera, ella tan moralista y devota en su educación… ha sido escritora de historias eróticas. ¡Y qué títulos y temas ha osado tratar! Amor lésbico, depravación, abandono sexual, sadismo… homosexualidad y otras extrañas "triangulaciones". Todos eran temas que sobrepasaban los extremos alcanzables por el ánimo humano "tradicional".

Ahora por fin, todo el material había desaparecido para siempre, de mis documentos y de mi ordenador.

Gracias al llamado "cloud", a nombre de una tal Giovanna, perdidos en el infinito espacio virtual, había todavía tantos manuscritos pero estaban allí, olvidados, abandonados a su propia fortuna. Hace años que ninguno leía ya libros de papel, mientras que los e-book "dormían" en los cementerios virtuales, donde raramente, algún nostálgico o algún estudiante se asomaba.

Solo algún viejo verde, algún apasionado sátiro, puede ser que conservara en secreto en el desván, una colección mía en papel publicada hace más de doce años; un puñado de historias, editadas solo una vez. Dos colecciones de Pecados Eróticos… me acuerdo que, en aquel periodo, había ganado ya algunos cientos de euros.

Y la llama se encendió justo con aquella terrible colección: un viejo kiosquero, que cerrando para siempre su kiosco, que rebajaba y regalaba su mercancía, llamó mi atención. Eché un vistazo sin prisas y me encontré en frente de mi romance erótico; descolorido y lleno de polvo… probablemente nunca había sido ojeado. Y solo aquellos pocos gramos de papel que olían ligeramente a humedad, bastaron para hacerme volver "las ganas", el deseo ardiente.

¡Maldición!

Inizia a far sentire la tua voce attraverso le tue storie. Iscriviti, è gratis.

Nessuno ha ancora commentato, sii tu il primo!

!
La tua sessione è scaduta! Effettua di nuovo il login e spunta Ricordati di me per rimanere sempre connesso e non perdere i tuoi progressi!
Ottimo!

Controlla la tua email per reimpostare la tua password!

×

Ops, c'è stato un errore. Riprova più tardi.

×

Sicuro che sia questa l'email?

×

Email non valida

×